El trabajo social en los pueblos  no lo realiza todo el mundo, porque en esa acción se enmarcan varios puntos:

Primero, hay que tener humildad, desprendimiento y voluntad de servir. Segundo, hay que dar sin nunca esperar nada a cambio. Pero aquí, son muy pocos los que dan sin la intencion de recibir. Y tercero, hay que enbarrarse en la misma necesidad de aquellos que no tienen para poder comprender el sentido de servir.

Por eso, reconozco el trabajo que ha venido realizando la Dra. Claudia Rincón  Tatis con los más necesitados de su provincia montecristi. Esta humilde servidora, se desprende de las ganancias de su trabajo y  motiva a sus colegas más cercanos para juntos lograr hacer feliz a muchas personas con problemas de salud, haciendo operativos médicos en todas las ramas de la medicina con el único objetivo de ver un rostro feliz sin costo alguno. Mis respetos para Claudia Rincón Tatis.