POR: OLGA BÁEZ.

Al juzgar los errores de los demás, nos olvidamos que los errores son de los humanos, el que pasa por un momento difícil no necesita críticas, solo necesita apoyo.

Con solo el hecho de escuchar a alguien sin emitir opiniones, ni pareceres personales, podemos salvar una vida sin estar consciente de que lo estamos haciendo.

No esperes a pasar por momentos difíciles para entender a los demás, observa y no cuestione, ayuda y no pida nada a cambio, deja que Dios sea el justiciero de cada quien, vive tú vida y deja que cada quién viva la suya, a que se levante y fracase, se caiga y vuelva a levantarse.

El que es inteligente, no se ahoga en el fracaso, aprender de él para no volver a vivirlo, ni hacer lo mismo y si lo hace, lo hará de manera diferente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here